Composting | Vital for our future

La prevención en la generación de residuos y su reutilización se ha convertido en una de las prioridades en la jerarquía de principios que promulga la Unión Europea con el fin de construir una «sociedad del reciclaje» y contribuir así a la lucha contra el cambio climático. Los objetivos marcados por la Unión Europea son, entre otros, llegar a tasas de recuperación de residuos domésticos del 50% para 2020 y reciclar el 65% de los residuos urbanos para 2035.

Siguiendo este principio, y dentro de su compromiso por el desarrollo sostenible, el Consorcio de Residuos y Energía de Menorca trabaja en varias lineas de acción para la reducción de residuos, que incluyen desde el proyecto de reforma de la Planta de Milà y la optimización en el tratamiento de residuos, a la gestión de su recogida selectiva y la realización de campañas de concienciación ciudadana. En este marco, y por segundo año consecutivo, el Consorcio lanza la campaña “Hacer compost es la pera. De la cocina al campo”, una iniciativa que tiene como finalidad fomentar el compostaje doméstico a partir de los restos orgánicos generados en casa y que este año tiene el apoyo de la Fundación para la Preservación de Menorca. Dentro de esta campaña la FPM le invita a un taller gratuito de autocompostaje el proxim 9de abril (19.00h Sala Polivalente Albert Camus, Sant LLuis) en los que los asistentes podrán adquirir las nociones básicas para convertir los restos de comida y plantas en compost, un abono de gran calidad. Con el objetivo de involucrar también a aquellas personas que residen únicamente algunos meses al año en Menorca que que realmente desean comprometerse con la elaboración de compost para reducir la cantidad de bastura que generan, este taller (el último de la campaña) está especialmente dirigida a las personas angloparlantes.

The campaign also seeks to continue stressing the importance of separating food waste and vegetable waste such as leaves, grass or branches well, and the advantages of recycling them. Those attending the workshops will also be able to acquire by lot a composting machine in which to start transforming organic waste.

De acuerdo con los datos del Consorcio, los residuos que una vivienda genera de forma diaria contienen un 40% de materia orgánica que puede ser reciclada y devuelta a la tierra en forma de humus para las plantas y los cultivos. A través de un sencillo compostador que se puede instalar en el patio de casa, esta materia orgánica puede compostarse de forma natural, y transformarse en abono para las plantas, el huerto o el jardín. De esta manera se contribuye a la reducción de residuos y se consigue reducir el consumo de abonos químicos. Se ha calculado que con un compostador cada habitante dejaría de tirar 90 kilogramos de basura al contenedor, lo que supone un importante ahorro económico en la gestión de residuos.

La importancia del compostaje

Desechar una sustancia u objeto tirándolo al contenedor de basura no implica que este desaparezca. Tras ser considerado residuo comienza un complicado y costoso proceso de gestión del mismo hasta su destino final, sea el reciclaje o su tratamiento en plantas de residuos para posterior almacenaje. De ahí radica la importancia, explican desde el Consorci, de concienciar a la ciudadanía, y a las instituciones y empresas de la importancia de una gestión adecuada de los residuos que implique a toda la sociedad. Ello pasa por considerar los residuos como un recurso que puede redundar en el beneficio común, ya sea de tipo medioambiental como económico o social. ¿Cuáles son estos beneficios?

La producción de compost contribuye de forma clara a la recuperación y preservación del medio ambiente. Al reducir la cantidad de residuos que acaban en el vertedero se reducen las emisiones de materia orgánica sin tratar como el metano, de gran efecto invernadero. Además, retornar materia orgánica en forma de compost al suelo resulta en su enriquecimiento y preservación, pudiendo combatir posibles procesos de empobrecimiento de suelos como la desertificación o reducir la generación de fertilizantes químicos contaminantes. En relación a los posibles beneficios económicos y sociales, además del ahorro económico que puede suponer para las administraciones la mayor eficiencia en la gestión de los residuos, el reciclaje y la disponibilidad de nuevas materia primas en condiciones seguras abre nuevas oportunidades empresariales y de creación de empleo. Avanzar hacia la sociedad del reciclaje es así un paso más hacia la sostenibilidad para hacer compatible la actividad humana con la preservación de nuestro entorno.

Por todo ello, la Fundación para la Preservación de Menorca, el Consorcio de Residuos y Energía, integrado por todos los ayuntamientos de la isla y por el Consell Insular de Menorca, invita a todos los interesados a asistir a los talleres de autocompostaje ya que, según explican, el mejor residuo es aquel que no se produce.